Taobao, el portal de compras de China

Que en Internet se puede encontrar de todo es algo que suena a perogrullo. Solo que en China es cierto. El sitio en cuestión se llama Taobao, para quienes no lo conozcan viene a ser el eBay de la República Popular y sí, es cierto, aqui se puede encontrar de todo. Ordenados por categorías aparecen los productos más comunes de esta clase de portales: ropa, complementos, electrónica, libros, películas, videojuegos, coches, aviones, animales exóticos, piezas de artillería o incluso alquiler de novios/as para no tener que acudir solo a las reuniones familiares.

Aunque en Taobao se subastan objetos de segunda mano, al estilo de eBay, el principal modelo es el de pequeñas tiendas que ofrecen sus mercancías a precios fijos. Una de las principales características de Taobao es que ofrece la posibilidad de chatear entre compradores y vendedores, algo que puede ser utilizado para hacer preguntas sobre el producto, aclarar dudas y -quién sabe- puede que obtener un descuento. Una vez cerrado el acuerdo, Taobao dispone su propio canal de pago, AliPay, que garantiza la seguridad de la transacción: el comprador realiza el pago al confirmar el pedido, sin embargo el vendedor no recibirá el dinero hasta que el cliente haya recibido el producto y declarado su conformidad con el mismo.

 Taobao

Taobao en números

  • Fue lanzada en 2003 por el gigante de la venta electrónica Alibaba Group
  • Cuenta con 370 millones de usuarios registrados
  • Pueden encontrarse más de 800 millones de productos
  • Ocupa el puesto número 14 en el ranking de páginas más visitadas de Internet

 

¿Me ahorró algo?

Por si te lo estabas preguntando, sí, es barato. Y mucho. En primer lugar, una amplia mayoría de productos son actualmente elaborados en China, y algunas tiendas virtuales de Taobao tienen acceso a estos productos de fábrica, la eliminación de intermediarios así como la no necesidad de un puesto físico de venta, disminuyen considerablemente los costes. Otro factor es la competencia casi fratricida que viven los comercios chinos, con luchas de precios constantes de las que se acaba beneficiando el comprador.

Muy bien pero, ¿puedo comprar?

Para comprar en Taobao necesitas abrir una cuenta de usuario en su web, una cuenta bancaria en China, y una dirección física en la República (por no mencionar conocimientos de chino para poder cerrar la compra), así que para la mayoría de occidentales la tarjeta de crédito está a salvo. Aquellos que no puedan contenerse, sin embargo, pueden recurrir a intermediarios (una simple búsqueda en Google te ayudará a encontrar varios), que te ayudarán a hacer tus compras a cambio de una comisión.